Concierto en el primer piso de la Torre Eiffel

agosto 30, 2020

Un día estás subiendo un microondas siete pisos por escaleras y al otro estás sentada en el salón del primer piso de la Torre Eiffel, con la Orquesta de Paris.

Ok, si parece como si fuera un cuento de hadas y todo suena maravilloso pero no es realmente así. Quienes hayan salido de casa alguna vez de viaje, saben que pasan imprevistos todo el tiempo y la mayoría de las veces no depende de nosotros. Pero la diferencia es cuánto nos afecta, y que si no podemos solucionarlo, está drenando nuestra energía en vano. Entonces demos vuelta la página y a seguir con otra cosa.

Es simple, practiquemos con cosas pequeñas todos los días hasta que sea un hábito y se transforme en una forma de ser. Tomarse las cosas con humor no significa que se viva en una nube, si no todo lo contrario. Es lograr que eso no nos afecte en nuestro día, nuestra semana, nuestro mes o nuestro año.

Derramaste un vaso de agua, de café. No pasa nada. Se limpia. Se manchó el mantel, la alfombra. Bueno son cosas que pasan, se limpia, se arregla o se cambia. Lo material va y viene. El Dinero va y viene. Nuestro sentimiento de frustración no. Y puede tornarse más y más grave a medida que se ve en las cosas que nos suceden mal, en vez de poner atención en lo que nos sucede bien.

Anota en un papel o mentalmente: 10 cosas por las que estes agradecida/o hoy. No hace falta que sean grandes cosas. Puede ser una comida, el clima, el lugar donde te encuentras, con quien estás, lo que tengas en tu mente.

¿Lo completaste fácil? Espero que si. Porque entonces sigue haciendo más grande esa lista. Todo lo bueno que la vida te brindó hasta ahora y si pones atención hasta las cosas no tan buenas fueron desencadenantes para grandes planes hacia vos.

Hace mucho tiempo que creo en el poder de la atracción, la fuerza de nuestros pensamientos, de nuestras acciones y nuestra palabra. Cada día lo confirmo más y es increíble como suceden las cosas. Pero para que puedas recibir esta atracción de cosas bonitas es indispensable que las manifiestes. Es primordial que alejes de tu vida todo lo tóxico que no permite que avances. No importa cuán horrible suene. Pero si tienes que dejar de frecuentar personas, lugares o incluso situaciones que te hunden en vez de elevarte, pues hazlo. No permitas que te gane la culpa.

Es fundamental darle un sentido a tus días. No tiene que ser un gran plan de acción con certificados y diplomas. Pueden ser objetivos pequeños, que se hagan en una semana, en un mes, en un año. Pero aférrate a esos planes y comprométete con vos. Es un primer paso para alejarte de lo que no suma a tu proyecto de vida, para dedicarte tiempo y para decir NO a cualquier escape fácil que no permiten que tomes el control.

Busca grupos de personas que caminen en la misma dirección. No importa si es para un proyecto de pocos días. Es la oportunidad de conocer otras personas, otras mentes, otras ideas que despiertan más ideas.

Sal a la calle a pasear como si pasearas a tu mascota. Sin prestar atención al celular. Media hora sin rumbo específico. Creeme que es un ejercicio increíble, vas a conocer sitios que están a la vuelta de tu casa y no lo sabías.

Escucha música. Toda la que puedas. Intenta descubrir sonidos que no escuchas todos los días. Quien no sale de una rutina en cualquier aspecto de la vida, se pierde la oportunidad de agrandar su mundo. Escucha Valses, Bandas sonoras de Películas que te hagan imaginar las escenas. Los temas musicales que nos sabemos de memoria son bonitos para cantar y bailar, pero así el mundo se queda pequeño.

Prueba sabores diferentes. Estan buenas las comidas de todos los días. Pero descubrir sabores, abrirse a que nuestro cerebro reciba nuevos estímulos gustativos hace que todo funcione y genere nuevas conexiones. Así que si no lo has probado, no digas más NO me gusta por su aspecto u olor. PRUEBA.

La magia está en seguir sorprendiéndonos todos los días. La vista, el olfato, el gusto y el tacto nos permite recibir esa información donde el cerebro hace cortocircuito, queda confundido, al principio no entiende. Puede que no nos guste, pero puede que si y ahí es cuando nos quedamos con hambre de más, de seguir buscando estímulos para avanzar en este camino que llamamos Vida.

Sobre el microondas, tengo su historia. No es que sea una gran historia pero despertó este texto que no pude parar de escribir.

¿Tomamos un café y te cuento?

Buy me a coffeeBuy me a coffee

La historia comienza con que existe una aplicación y un grupo de Facebook llamado Geev donde se donan y se adoptan nuevas cosas. Desde televisores hasta comida. Es una comunidad colaborativa para dar un nuevo uso de algo que ya no utilizamos y puede ser de gran ayuda a otro. En su mayoría los objetos se encuentran en muy buen estado, pero de todas maneras puedes especificarlo. Pero les dejo esta historia para nuestro próximo encuentro y algunos tips para que la vida sea más sencilla en Paris.

A tout!

Si te gusta lo que lees, puedes dar soporte a mi blog y mi tienda que recién comienza con un simple café. ¿Además quien no comparte un café hoy en día? La próxima puede que podamos tomarlo en persona! ¿ Qué opinas? 😉

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.